Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016

Claves para una comunicación más efectiva en proyectos audiovisuales de sensibilización (I).

Imagen
La mirada dominante:
Los proyectos audiovisuales para la intervención social y educativa nacen de distintas necesidades y con diferentes fines, pero todos ellos tienen algoen común: su intención de mostrar una mirada, la de sus participantes.
Esa mirada pretende influir, generar opinión, provocar la reflexión. Pero en ocasiones podemos desviarnos de ese propósito y reproducir precisamente aquello que queríamos cuestionar: la mirada única y dominante.
En el ámbito de las campañas de prevención y sensibilización se han cometido estos errores en numerosas ocasiones. Muy especialmente en las denominadas estrategias preventivas de influencia (Torjman Sherri, 1986), dirigidas a incrementar los conocimientos y cambiar las actitudes de la población respecto a los riesgos.
Aquí tienes un ejemplo conocido:
Ten cerebro. Pasa de la coca. (FAD, 1992). Duración: 32 segundos.
Esta campaña de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) fue el principio de una sucesión de spots basados en el miedo y,…

La edición digital

Imagen
El montaje en sus inicios comenzó siendo un trabajo artesanal en el que las editoras (mayoritariamente mujeres) debían cortar el rollo de la película y volver a empalmarlo en el fotograma adecuado. Después vendrían los primeros años de la edición digital, en los que eran necesarios conocimientos muy avanzados y complejas y caras máquinas de trabajo.
Pero con los avances en el vídeo digital y la revolución de Internet, la edición es cada vez más accesible y ha dejado de ser algo exclusivo de ciertos sectores profesionales.Además, el abanico de posibilidades que puedes incorporar en el proceso de montaje es cada vez más amplio y sencillo gracias a esta evolución tecnológica.
Existen multitud de software de edición y postproducción, siendo de pago los más profesionales (Avid Media Composer, Final Cut Pro, o Adobe Premiere).
No obstante existen opciones gratuitas y muchos sistemas operativos incluyen sus propios programas, como el Movie Maker de Windows y el iMovie de Mac. El propio YouTube