Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2016

El raccord o continuidad

Imagen
(Pretty Woman,  Garry Marshall 1990) 
En un post anterior te comentaba que la forma habitual de narrar una historia es fragmentándola en secuencias, escenas y planos. Cuando hacemos eso, uno de los riesgos es que se rompa la relación entre un plano y el siguiente, y por tanto se pierda la linealidad narrativa. Es lo que se conoce como continuidad o raccord (palabra francesa que significa “enlace”).
Es fundamental que tus espectadores perciban fluidez en la sucesión de planos sin reparar en cambios que fragmenten la continuidad.
Jacob Most (Así se crean guiones. Barcelona. Ediciones Cims, 1994) hace la siguiente clasificación sobre los distintos tipos de raccord:
-Raccordde acción: aquel que se da entre dos planos que cubren la misma acción. Si un personaje inicia una acción en un plano, por ejemplo abrir una puerta, habrá que continuar esa acción en el plano siguiente en el punto exacto en el que se dejó. De lo contrario habrá un salto perceptible en la continuidad. Ten especial cuidado …

Los códigos temporales en el lenguaje audiovisual

Imagen
He cruzado océanos de tiempo para encontrarte”, le decía Drácula a su amada Mina en la película de Francis Ford Coppola (Drácula, 1992). Y sus espectadores pudimos dar fe de ello, aunque nos lo contaran condensado en poco más de dos horas.
El tiempo juega un papel fundamental en todo relato audiovisual y por ello es importante que lo tengas en cuenta en la planificación de tu proyecto.
Condensar el tiempo
Los elementos temporales que vayas a utilizar estarán marcados por dos decisiones previas que debes tomar:
-Cuánto va a durar tu historia: ¿transcurre a lo largo de un día, varios meses, toda una vida, un milenio…océanos de tiempo? Es el llamado tiempo real.
-Cuánto va a durar tu producto final: ¿es un anuncio de 20 segundos, un corto de 5 minutos, un largometraje, una serie por capítulos? Es el llamado tiempo fílmico.
Combinando ambas respuestas podrás diseñar el modo concreto en el que representarás el tiempo en tu obra audiovisual.
En ocasiones el tiempo real y fílmico coincidirán, p…

La luz en tu proyecto audiovisual

Imagen
La luz será un elemento fundamental que te ayude a definir la mirada de tu proyecto audiovisual. Este es uno de los aspectos más complejos en la planificación, por lo que hablar de iluminación requeriría dedicarle un blog entero. Para comenzar, mi recomendación es que combines dos acciones:
-Simplifica: recurre a iluminaciones naturales y utiliza el modo automático (es el modo seguro).
-Juega: experimenta siempre que puedas con el uso de luces artificiales y cambios de parámetros en el modo manual, como la sensibilidad, apertura de diafragma, temperatura de color o tiempo de exposición (es el modo atrevido, que conlleva riesgos, pero abre posibilidades).
Iluminar no se limita a arrojar luz sobre los personajes y el escenario, sino que supone una buena disposición de los instrumentos de iluminación (normalmente posterior, frontal y lateral) y un equilibrio de los colores. Hay por tanto varios parámetros de la luz que deberás controlar como su dirección, cantidad, o color.
Cualquiera que s…